El tercer sector: economia social

04.12.2017

El cambio que tanto esperábamos está llegando. Los modelos empresariales evolucionan con la sociedad. En una época en la que ni el sector público ni el privado han conseguido enfrentar algunos de los problemas más importantes de la sociedad (medioambiente, exclusión social y género), surgen las llamadas empresas sociales. Estas empresas se encuentran situadas en un punto medio entre el extremo privado y el público. Utilizan las estrategias del mercado capitalista y generan beneficios con la finalidad de desarrollar proyectos sociales. Para que podamos catalogar a una empresa como social debe cumplir con los siguientes requisitos:

  • Carácter participativo. Deben colaborar diferentes grupos ciudadanos.
  • La prioridad no es la obtención de beneficios, sino beneficiar a la comunidad.
  • Garantizar la igualdad de oportunidades, no haciendo exclusión de ningún tipo.
  • Reparto equitativo de los beneficios.
  • La fuerza de trabajo es más importante que el capital.
  • Apoya la innovación económica y social.
  • Aunque pueden tener un financiamiento mixto, su objetivo es conseguir la autofinanciación.

En las últimas décadas, la conciencia medioambiental y social de la población ha ido en aumento. La era de la información ha dotado a los usuarios de las herramientas necesarias para construir juicios en torno a sus productos de consumo. Por eso, estas empresas son cada vez competitivas en el mercado, ya que le ofrecen al cliente ético y comprometido, productos o servicios responsables con el medioambiente y la sociedad.

Algunos ejemplos, a nivel mundial, de este tipo de empresas son el de Ecosia, el buscador que planta árboles. O los zapatos TOMS, con cuya compra aseguramos que un par de zapatos llegue a alguien que los necesita. También en México surgen estas iniciativas. Así la empresa de comunicación SarapeSocial, afincada en Guadalajara, no sólo se encarga de la comunicación y publicidad de las empresas, sino que en paralelo trabaja con las comunidades en proyectos de intervención y desarrollo.

La economía social es la nueva tendencia para las empresas del futuro. Usando lo mejor de la economía capitalista, es capaz de generar riquezas que se reinvierten en la mejora de la sociedad y permite a los usuarios elegir transparentemente el tipo de producto que quieren consumir. El concepto de desarrollo que necesitamos en el siglo XXI debe entender que el bienestar humano y natural son la auténtica base del progreso.

Neek se suma a las nuevas tendencias empresariales y busca la manera de hacer al sector inmobiliario más responsable con los espacios urbanos. Representa una oferta para aquellos compradores que, además de una nueva casa, buscan que sus acciones de consumo tengan un impacto positivo en el ambiente y la sociedad.


Amanda Espinel

amandaespinelgarcía@gmail.com